• bienvenida-golden-cruz-blanca
  • chikungunya-controla
  • app-cruzblanca-2
  • cruz-blanca-portabilidad
Previous
Next

Consumo de sal: cuidado con los excesos

Usar puntuación: / 6
MaloBueno 
consumo-de-salEl sodio, a pesar de ser un elemento necesario para el funcionamiento adecuado del organismo, no debe ser consumido en exceso pues favorece el desarrollo de enfermedades como la hipertensión arterial, los accidentes cerebrovasculares y las complicaciones renales. Estos son los efectos negativos más comunes del consumo de sal en la salud:
  • Incrementa el riesgo de padecer hipertensión arterial, una enfermedad que hace que las arterias pierdan elasticidad dificultando el trabajo del corazón y los riñones y aumentando las posibilidades de sufrir infartos y accidentes cerebrovasculares.
  • Causa un mal funcionamiento de los riñones ya que perjudica el proceso de filtrado y depuración de la sangre. Además, predispone la formación de cálculos renales y, a largo plazo, puede causar insuficiencia renal.
  • Disminuye la cantidad de calcio al estimular su eliminación por medio de la orina, lo que aumenta el riesgo de padecer osteoporosis.
  • Produce retención de líquidos, lo que empeora el funcionamiento de los riñones, el corazón y el hígado y genera hinchazón en las piernas y los pies.
  • Al irritar el recubrimiento del estómago favorece la aparición de úlceras, infecciones y, en los casos más graves, cáncer de estómago.
  • Empeora los síntomas del asma ya que causa resistencia al paso de aire por las vías respiratorias.

Sin embargo, la sal es indispensable para la vida ya que controla la cantidad de agua del cuerpo, mantiene el pH de la sangre, regula los fluidos, ayuda a la hidratación corporal al introducir agua en las células y ayuda a transmitir impulsos nerviosos y a la relajación muscular. Los problemas aparecen cuando se excede el consumo recomendado por la Organización Mundial de la Salud, que es de 5 gramos al día, lo que equivale a una cucharadita llena de sal.

Para reducir el consumo de sal y evitar las complicaciones enunciadas anteriormente el Ministerio de Salud y Protección Social sugiere:

  • Quitar los saleros de la mesa para evitar el consumo excesivo de ella en las comidas ya preparadas.
  • Identificar y optar por comprar opciones de alimentos más bajos en sodio. Para lograrlo se debe revisar la información nutricional de las etiquetas para encontrar las opciones más bajas en sodio.
  • Al comer en restaurantes, solicitar que los alimentos sean preparados con menor cantidad de sal.
  • Consumir una dieta abundante en frutas y verduras frescas y preferir las procesadas que sean bajas en sodio (sal) o no tengan adición de sal.
  • Resaltar la importancia de disminuir la ingesta de sodio desde las etapas tempranas de la vida.
  • Usar otros ingredientes culinarios que ayudan a resaltar los sabores y que no contienen sal como por ejemplo las especias (pimienta, ajo, limón, etc.).
 

¿Cómo interactúan los medicamentos con lo que comemos?

interaccion-medicamentos-comidaEn algunas ocasiones, los alimentos que se consumen a diario pueden tener efectos en la acción de algunos medicamentos, desde los que son formulados por un médico hasta los suplementos vitamínicos de venta libre.

Dependiendo de las características propias de cada medicamento, la dieta puede alterar su proceso de absorción, aumentar su toxicidad, aumentar la velocidad con la que el organismo lo asimila y anular o potenciar excesivamente su efecto.

Es por esto que los profesionales de la salud recomiendan tomar algunos medicamentos con el estómago vacío o en ayunas (una hora antes o dos horas después de comer) y, otros, con las comidas (durante o justo después de comer) ya sea para favorecer su absorción o para disminuir las molestias gástricas que podrían causar.

Los efectos más comunes de algunos alimentos en las medicinas son:

  • Las proteínas inhiben la absorción del medicamento para tratar el Parkinson, quienes lo sufren deben eliminar las proteínas de la dieta.
  • Las grasas también disminuyen la acción de los anticoagulantes orales, además de la de los medicamentos utilizados para tratar el sida, por esto se recomienda tomarlos en ayunas.
  • Los lácteos reducen la eficacia de los antibióticos y las penicilinas orales y dificultan la absorción de los suplementos de hierro.
  • El ajo potencia la acción de medicamentos anticoagulantes, aumentando el riesgo de sufrir hemorragias y sangrados.
  • La vitamina K (presente en los vegetales verdes) limita la eficacia de los anticoagulantes orales.
  • El zumo de naranja aumenta la absorción de complementos de hierro.

Para reducir los riesgos provenientes de la interacción entre medicamentos y alimentos es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Lea la etiqueta de todos los medicamentos y pregunte a un experto si no entiende alguna recomendación.
  • Tome las medicinas con un vaso de agua ya que los líquidos favorecen la absorción de algunos fármacos, excepto en los casos en los que el médico indique que no debe hacerlo.
  • No agregue las medicinas a las comidas ya que esto puede cambiar su funcionamiento.
  • Evite tomar medicamentos con bebidas gaseosas, jugos ácidos, café o té.
  • Combinar vitaminas con otros medicamentos puede causar problemas, por esto no es recomendable tomarlos al mismo tiempo.
  • Las bebidas calientes pueden modificar el comportamiento de algunas medicinas.
  • Siga siempre las indicaciones del médico que le formula los medicamentos que toma.
 

Página 1 de 39

Diseño y desarrollo: HeOn | Health On Line S.A.
www.heon.com.co
logo_supersalud_footer

Contáctenos

Para mayor información, comuníquese con nuestro servicio EPS EN LÍNEA telefónico:
018000 113337.
País y Bogotá: 644 6100
Citas: 651 0540